Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Jueves 13 de Junio de 2024
  • Dólar: $914,86

Síguenos

Con drones, imágenes satelitales y SIG estudian áreas de Ñuble para implementar apicultura natural regenerativa

Proyecto dirigido por INIA Quilamapu con financiamiento del Gobierno Regional de Ñuble, fue presentado en seminario que reunió a más de un centenar de apicultores/as y profesionales del sector. Iniciativa, que tiene una duración de 36 meses, se encuentra en la ejecución de su primera temporada apícola. 

“La miel producida con la modalidad de apicultura natural regenerativa destaca por su calidad y por estar libre de compuestos químicos y de antibióticos”, explicó el investigador de INIA Quilamapu, Marcelino Claret, durante su exposición en el seminario “Tecnologías al servicio de la apicultura sustentable” que reunió a más de un centenar de apicultores/as en dependencias del Instituto de Investigaciones Agropecuarias, en Chillán. 

Claret, quien también es el director regional de INIA, destacó que este tipo de miel proviene, en su totalidad, de abejas alimentadas con el néctar de las flores, dejando absolutamente de lado la alimentación con cualquier tipo de azúcar, elemento que puede dañar las abejas. Agregó que en la apicultura regenerativa “la miel es producida bajo estándares orientados a buscar el bienestar de las abejas”, lo que significa que todas las intervenciones se basan en sus ciclos naturales y “respetando, en todo momento, sus necesidades”.

Ante más de un centenar de apicultores/as, el investigador y coordinador del proyecto expresó que la apicultura natural regenerativa, produce también un beneficio directo al medio ambiente, ya que, junto con el cuidado de las abejas, los productores/as trabajan en la restauración y conservación del entorno natural de los apiarios o colmenas, con especial énfasis en mantener y regenerar la flora circundante. 

Tecnología en apoyo de las abejas

Marcelino Claret, doctor en ciencias ambientales, señaló que el proyecto en ejecución utiliza tecnología basada en la percepción remota y en los sistemas de información geográfica (SIG) para determinar los lugares, a lo largo del año, donde crece la flora que las abejas requieren para su alimentación, para lo cual se trabaja en la caracterización de tres ecoclimas en la región de Ñuble, ubicados en los alrededores de Cobquecura, Ninhue y Recinto.

En las zonas escogidas se utilizarán drones e imágenes satelitales para determinar las mejores áreas de recolección de polen de flora natural, considerando que las abejas suelen recorrer entre 3,5 y 5 kilómetros a la redonda desde sus colmenas. Ello permitirá obtener información precisa del índice de floración natural existente en cada época del año, lo que orientará a los apicultores/as en la recolección permanente de polen para cada colmena. 

Entre los factores estudiados está la identificación de las flores existentes en cada una de las tres zonas, pudiendo contarse con la presencia de diente de león, quillay, trébol rosado, gerbera, cardo, vara de oro, avellano chileno, chilca, arrayán, zarza mora, rosa mosqueta, hierba azul, dedal de oro y rábano, entre las más significativas.

Paralelamente, se ha analizado la incorporación de cultivos que podrían implementarse en zonas que cuenten con pocas áreas de floración, destacando el “trigo sarraceno” o alforfón, un pseudo cereal que cuenta con especiales características nutricionales y que podría, incluso, convertirse en una alternativa productiva anexa para los apicultores/as. 

El seminario también contó con las presentaciones de Edmundo Cárdenas, especialista en agricultura natural regenerativa, Marcela Ledesma, de COPELEC Apícola, y de Alfredo Herrera de la aseguradora Gallagher, quienes se refirieron, respectivamente, a los “Principios sustentables de la apicultura natural regenerativa”, a la “Apicultura y cambio climático: una realidad preocupante” y a la conveniencia de contar con un “Seguro apícola” para resguardar la actividad, ante eventuales adversidades climáticas y humanas que pudieran amenazar la producción anual.

Apicultura de Ñuble

La apicultura de Ñuble, a septiembre de 2022, reportaba 814 apicultores, 1.477 apiarios y 97 mil 346 colmenas. Ya en 2023, del total de apicultores/as de la región, 807 se dedicaban a la producción de miel y 164 a actividades de polinización, que sobresalen por sobre otras como la producción de abejas, propóleo, polen, cera y apiterapia. 

Fuente: Comunicado de Prensa INIA Quilamapu

Noticias Relacionadas

Noticias Relacionadas

IMG_4056
Perspectivas Globales: Conversando con Lorena Sepúlveda, Directora Nacional de Pro Chile, sobre el compromiso con la nuez chilena
Conferencia-Chile-2024-nota-web
Redagrícola celebrará sus 20 años en conferencia sobre el futuro de la agricultura chilena
8e81c9f0-77f3-41f0-9f92-ecc1074dd357
Análisis de la Disminución en la cosecha de Non Pareil: Perspectivas del asesor Rodrigo Rivadeneira
IMG_1677
5 puntos claves para entender la reforma al Código de Aguas
IMG_4152
Apreciación de temporada en nogales por el asesor Guillermo Llull