Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Jueves 22 de Febrero de 2024
  • Dólar: $967,52

Síguenos

En San Carlos: INIA y Conagro impulsan primer banco comunitario de producción, oferta y conservación de semillas tradicionales de Chile

Fuente: INIA

La investigadora de INIA La Platina, Dra. Erika Salazar, destacó la oportunidad que tienen los agricultores de ingresar al mercado, con semillas públicas de alto valor patrimonial que están adaptadas a condiciones locales y asociadas a nuestra identidad culinaria del país. Así como los consumidores tienen la posibilidad de acceder a estos productos de calidad nutricional comprobada.

Como un hito para el sector agrícola fue considerada la inauguración del Centro de Oferta Varietal (COV) de San Carlos, a la que asistieron agricultores y agricultoras campesinas, profesionales del sector y autoridades como el gobernador regional Óscar Crisóstomo; la delegada presidencial provincial de Punilla, Rocío Hizmeri el alcalde de San Carlos, Gastón Suazo y los seremis de Agricultura, Antonio Arriagada, y de Ciencia de Macrozona Centro Sur, Sofía Valenzuela.

El COV, que funciona a un costado del Liceo Agrícola de la comuna, es un modelo impulsado por INIA La Platina desde el 2015 y representa una alternativa de acceso una mayor diversidad de semillas para la Agricultura Familiar Campesina e Indígena del país, permitiendo garantizar la seguridad y soberanía alimentaria de los territorios gracias a la producción, oferta y conservación de semillas tradicionales.

La encargada de la Unidad de Recursos Genéticos y Banco de Germoplasma de INIA La Platina e impulsora de la iniciativa, Dra. Erika Salazar, indicó que la necesidad de semillas en el país es enorme e INIA debe estar orgulloso de la implementación del modelo que se está implementado, el cual tiene muchas particularidades.

Las semillas son producidas por los agricultores quienes conforman la Red de Agricultores Multiplicadores garantizando cantidad de semillas; el COV, una unidad física donde se procesan, almacena las semillas siguiendo ciertos estándares de calidad y ofertan las semillas.  Finalmente, es un modelo de oferta, porque a través de este centro se venden semillas tradicionales de a los agricultores y agricultoras que la requieran. Este modelo fortalece la conservación pues promueve su uso, dando salida a las semillas que históricamente habían estado guardadas en los Bancos de Germoplasma. Y, por otro lado, facilita el ingreso al sistema de bancos de germoplasma semillas mantenidas por los agricultores que generosamente aportan de sus variedades -que no siempre están en los Bancos- para que sean conservadas, permitiendo al país avanzar hacia una conservación integrada y dinámica.

Autoridades como el seremi de Agricultura de Ñuble, Antonio Arriagada, dijo que es una oportunidad de preservar las semillas tradicionales, potenciar la Agricultura Familiar Campesina y fundamentalmente la biodiversidad que debe mantenerse en la agricultura para tener una opción concreta de asegurar la alimentación del país. Por lo tanto, el COV es de vital importancia y estratégico, y enfatizó en que “me alegro que se haya hecho en la región y me alegro que sea capaz de atender a todas las regiones del país”.

Mientras que la seremi de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, de la macro zona sur, Sofía Valenzuela, dijo que reconocen y valoran mucho el trabajo que están haciendo en colaboración los agricultores con INIA. “El INIA tiene una larga trayectoria de mejoramiento genético, de guarda de semillas y, por tanto, la unión virtuosa entre ambos actores, más el sector privado, va a permitir, por un lado, tener una cierta cantidad de semillas para los pequeñas y pequeños agricultores, pero también ir mejorando la semilla con distintas tecnologías que nos va a permitir tener semillas en un futuro, sobre todo frente a un escenario de cambio climático como son los que estamos viviendo hoy en día”, detalló.

El alcalde de San Carlos, Gastón Suazo, destacó el potencial agroalimentario que tiene la comuna y cómo esta iniciativa ayuda a potenciar, rescatar y dignificar una labor del campesinado, que son quienes abastecen al país y le dan vida a la comuna que tiene un alto componente rural.

Cabe indicar que esta iniciativa se desarrolló gracias a la alianza entre INIA, Conagro, La Federación Violeta Parra, la Municipalidad de San Carlos y el Liceo Agrícola de la comuna, y por supuesto, los agricultores y agricultoras de la Región de Ñuble. Además del cofinanciamiento de Fontagro, en sus etapas iniciales y actualmente del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación.

Aporte para agricultores y agricultoras

El presidente de Conagro, Oscar de la Fuente, dijo que tiene la esperanza de poder contar con semillas para poder sembrar y no tener que depender de la semilla del comercio tradicional, que muchas son híbridas y de precio elevado. Además, agregó que el COV permitirá tener semillas de buena calidad para producir productos de calidad que sean atractivos para los consumidores.

La presidenta de la Federación Violeta Parra, Karen Torres, aclaró que el COV ayuda a las mujeres a desarrollar las ideas que muchas veces tienen guardadas como mujeres campesinas. “Con esto se nos valora nuestro trabajo, se nos reconoce nuestro lugar también, aportando a la Agricultura Familiar Campesina y es un orgullo poder representar a muchas mujeres en esta instancia”.

Semillas tradicionales

Entre el 50 % y el 90 % de la producción de diversos cultivos de importancia económica para la agricultura familiar campesina e indígena (AFCI) se realiza sobre la base de semillas tradicionales, las que se obtienen en pequeñas cantidades, mediante autoproducción o de transacciones en mercados, ferias locales e intercambios entre agricultores.

De ahí la importancia del trabajo obtenido de esta alianza pública-privada y que representa el espíritu del trabajo que lidera INIA para avanzar hacia una agricultura inclusiva que responda a las necesidades del futuro.

En ese contexto, este proyecto considera las condiciones productivas y tecnológicas de los multiplicadores siendo un desafío producir semillas tradicionales cumpliendo estándares de calidad y en las cantidades necesarias. Sin embargo, el modelo ha desarrollado metodologías de trabajo que permitirán cumplir las metas propuestas. Desde 2020, 77 variedades tradicionales de 12 cultivos están siendo ofertados por el COV.

Noticias Relacionadas

Noticias Relacionadas

the-ugly-swamp-gdf442bef7_1280
Conoce las plataformas para monitorear las recientes informaciones sobre los incendios
IMG_7789 2
Testimonio de Yerko Almarza administrador de Agrícola Ardilla sobre su realidad de huerto
Captura de Pantalla 2023-01-12 a la(s) 15.49
Álvaro Jiménez, director de ChileNut comenta según su experiencia, la receta para una buena próxima temporada en nogales
IMG_3920-2
Recomendación clave para almendros ante las precipitaciones en la zona central
colorado-gf01273d79_1280
Fedefruta hace un llamado a sumar información a su Catastro de Incendios desde Ñuble hacia el Sur